lunes, 23 de abril de 2018

Pan de molde sin corteza

Seguro que a muchos de vosotros os encanta el pan de molde sin corteza y os preguntáis cómo poder hacerlo en vuestra casa, pues os diré que el secreto es el microondas.

Efectivamente este pan no se hace en el horno sino en el microondas en apenas 7 u 8 minutos.

El resultado es increíble, tiene muy buen sabor y conseguimos una miga blandita y casi como el comprado. 


INGREDIENTES:

- 300 grs. de harina
- 40 grs. de mantequilla
- 180 ml. de leche
- 20 grs. de azúcar
- 5 grs. de sal
- 25 grs. de levadura fresca


PREPARACIÓN (con Thermomix):

Ponemos la leche, la mantequilla y la levadura fresca en el vaso y programamos 4 minutos a 37º a velocidad 4.

A continuación, añadimos la harina, el azúcar y la sal. Mezclamos todo durante 5 segundos a velocidad 6 y programamos 4 minutos a velocidad espiga.


PREPARACIÓN (Clásica):

En un cazo calentamos la leche a la que añadimos la mantequilla para que se deshaga del todo.

Desmigamos la levadura y con ayuda de una cuchara removemos hasta que se disuelva.

Incorporamos la harina, el azúcar y la sal y y mezclamos bien. Finalmente amasamos durante unos minutos con las manos.

¤¤¤¤¤¤

Hacemos una bola con la masa y la tapamos con un papel film al que le pondremos un poco de aceite para evitar que la masa se pegue. Dejamos que doble su tamaño. Aproximadamente 1 hora.


Pasado ese tiempo quitamos el aire que haya podido coger la masa y le damos forma de alargada, de forma que nos entre en un molde tipo plum cake, al que le habremos untado un poco de aceite para ayudar a que luego salga sin problemas.

Aquí debéis tener en cuenta que debe ser un molde de cristal o silicona y que os entre en el microondas. 

Volvemos a tapar la masa con papel film y lo dejamos levar durante otros 30 minutos.


Pasado ese tiempo llega el turno de meterlo al microondas.

Debemos bajar la potencia del microondas a 500 o 600 W (regulando la intensidad de potencia) y lo dejaremos entre 7 u 8 minutos.


Con mucho cuidado de no quemarnos lo sacamos y aún en caliente lo desmoldamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Lo mejor para este tipo de panes es mantenerlo en bolsas de plástico, así nos durará mucho más tiempo tierno.


Como véis nos queda un pan fantástico, unas rebanadas como las compradas.


Perfectas para hacer tostadas o sándwiches. 

¿Os animáis a probar?

lunes, 16 de abril de 2018

Brioche con crema pastelera

El brioche es una tipo de pan de origen francés que se caracteriza por tener una superficie ligeramente dorada y una miga muy esponjosa que permite jugar con diferentes rellenos, en esta caso crema pastelera y pepita de chocolate.

Su preparación es sencilla y únicamente debemos tener en cuenta los tiempos de levado, por lo demás no tienen ninguna dificultad y el resultado es realmente increíble.



INGREDIENTES:


- 650 grs. de harina de fuerza
- 2 huevos
- 75 grs. de mantequilla 
- 225 ml. de leche
- 125 grs. de azúcar
- 25 grs. de levadura fresca
- 1 pizca de sal

Para la crema pastelera:

- 500 ml. de leche (mejor si es entera)
- 100 grs. de azúcar
- 30 grs. de harina fina de maiz (Maizena®)
- 3 yemas de huevo (o si lo prefieres 2 huevos enteros)

PREPARACIÓN (con Thermomix):

Comenzamos haciendo la crema pastelera. Yo la hice el día de antes para que estuviera fría.

Ponemos en el vaso todos los ingredientes de la crema y programamos 7 minutos a 90ºC a velocidad 4. Mezclamos todo bien durante 5 segundos a velocidad 9 para evitar cualquier posible grumo.


Preparación de la masa.

Añadimos al vaso la mantequilla y la leche y programamos 2 minutos a 37º velocidad 4.

Desmigamos la levadura fresca y programamos 1 minutos a velocidad 3.

Añadimos los huevos y programamos 1 minuto a velocidad 4.

Por último añadimos la harina, el azúcar y la sal y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 4.

Terminamos con 4 minutos a velocidad espiga. 

PREPARACIÓN (Clásica):

Comenzamos haciendo la crema pastelera. Yo la hice el día de antes para que estuviera fría.

Meclamos en medio vaso de leche fría la maizena. 

En un bol ponemos los huevos y el azúcar y mezclamos bien hasta conseguir que el azúcar se integre con el huevo.

Ponemos el resto de la leche en un cazo al fuego y en cuanto empiece a hervir  quitamos del fuego y le añadimos los huevos batidos con el azúcar.

Volvemos al fuego y añadimos el vaso de leche con maizena. 

En este punto es muy importante no parar de remover mientras lo tenemos a fuego medio, hasta que consigamos que la crema espese. 

Preparación de la masa.

En un cazo calentamos la leche a la que añadimos la mantequilla para que se deshaga del todo. 

Desmigamos la levadura y con ayuda de una cuchara removemos hasta que se disuelva.

Añadimos los huevos y con ayuda de unas varillas los incorporamos.

A continuación mezclamos en un bol, la harina, el azúcar y la sal, y esta mezcla la vamos incorporando poco a poco al cazo con la leche, hasta tener la masa lista.

¤¤¤¤¤¤

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un bol tapado con papel film.

Dejamos que doble su tamaño, aproximadamente 2 horas.


Pasado ese tiempo quitamos el aire de la masa y la estiramos con la ayuda de un rodillo.

Ponemos la crema pastelera sobre la masa y si nos gusta, le añadimos pepitas de chocolate. 


Enrollamos la masa y cortamos. Aproximadamente nos saldrán 12 rollitos.


En molde grande (os servirá un molde para tartas o bizcochos) colocamos los rollitos. Dejaremos espacio entre ellos ya que la masa crecerá. Aquí viene el segundo levado que lo dejaremos durante otra hora.


Horneamos a 180ºC durante 25-30 minutos.


Si queremos podemos ponerle un glaseado por encima. Es muy sencillo, debemos mezclar azúcar glas, con una cucharada de leche hasta que no haya grumos.  Y listo.


El brioche es una masa super tierna, que junto con la crema pastelera y el chocolate hará las delicias del más exigente de la casa.

¿Os animáis a probar?

lunes, 9 de abril de 2018

Conos de pizza

Hace un tiempo publiqué unos conos de hojaldre rellenos de crema pastelera que están para chuparse los dedos pero en esta ocasión estaba deseando rellenarlos con algo salado y os puedo asegurar que os encantará.

Por su puesto el relleno lo dejo un poco al gusto de cada uno pero el que yo hago queda muy suave y con ese sabor a pizza que tanto gusta.

Con estas medidas salen aproximadamente 20 conos.


INGREDIENTES:

- 1 lámina de hojaldre fresco rectangular (Lidl)
- 1 huevo batido (para pintar el hojaldre)
- 60 grs. de queso crema
- 2 cucharadas de tomate casero
- 2 lonchas de jamón york
- 2 lonchas de queso de sandwich
- Queso rallado
- Orégano

PREPARACIÓN:

Lo primero que vamos a preparar son los conos.



Para ello extendemos la lámina de hojaldre ya la estiramos ligeramente con un rodillo. A continuación hacemos unos cortes de aproximadamente 2 cm. Podemos ayudarnos de una regla.



Engrasamos un poco los conos con un poco de aceite de girasol y comenzamos a enrollar en forma de espiral cada tira de hojaldre. Pegamos bien el final y evitamos que quede un hueco en la punta.


Colocamos cada cono en una bandeja de horno con papel en la base y pintamos con huevo batido.


Llevamos al horno previamente precalentado durante 20 minutos a 180º C o hasta que estén dorados.


Dejamos que enfríen para retirar cada cono. Lo mejor para evitar que se rompan es girar el hojaldre con cuidado y así saldrán fácilmente.


Una vez que tenemos los conos simplemente tenemos que preparar el relleno.

Para ello en un bol ponemos el queso crema y el tomate casero y lo batimos bien. Le añadimos el jamón york y el queso de sandwich (u otro que nos guste) en pequeños dados. Espolvoreamos orégano y listo.


Con paciencia vamos rellenando bien cada cono, intentando que la mezcla llegue hasta el fondo. Una vez relleno ponemos un poco más de queso rallado.

Llevamos al horno durante 10 minutos a 180ºC o hasta que veamos que el queso esté fundido y a disfrutar.


Es recomendable comerlos recién salidos del horno, ya que el queso estará fundido y su interior muy cremoso.


Una forma diferente y muy rica de comer "pizza"...pero presentada de un modo muy diferente.

¿Os animáis a probar?

lunes, 2 de abril de 2018

Galletas de avena, naranja y chocolate

Me encantan las galletas de avena, pero si además les damos un toque de naranja y chocolate la combinación no puede ser mejor.

Las podemos disfrutar para desayunar o merendar con un cafecito, y os puedo asegurar que a los más peques de la casa les encanta.

Quedan crujientes por fuera pero tiernas por dentro, y os aseguro que si las probáis repetiréis seguro, ya que son altamente adicitivas.

Descubrí esta receta en el blog de Rosi y aunque le hice alguna modificación fue un dulce descubrimiento.


INGREDIENTES (25 galletas aproximadamente):

- 150 grs. de copos de avena
- 100 grs. de azúcar
- 100 grs. de harina integral
- 50 grs. de chocolate negro (podéis usar pepitas de chocolate)
- 5 grs. de levadura química
- Ralladura de 1 naranja
- Zumo de 1 naranja
- 100 ml. de aceite de girasol
- 1 huevo
- 1 pizca de sal


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos el azúcar y la ralladura de naranja y pulverizamos durante 10 segundos a velocidad 5-7-9.

Añadimos el huevo, el aceite de girasol, la harina integral, la levadura química y la pizca de sal. Mezclamos todo durante 10 segundos a velocidad 6.

Por último añadimos los copos de avena y el chocolate y programamos durante 1 minutos a velocidad espiga.

El chocolate podemos picarlo previamente o usar pepitas de chocolate, en este caso he usado mitad y mitad.


PREPARACIÓN (Clásica):

En un bol ponemos los ingredientes secos, los copos de avena, el azúcar, la harina integral, la levadura química, la ralladura de la naranja y la pizca de sal. Mezclamos bien.

A la mezcla anterior le incorporamos los ingredientes líquidos, el huevo, el aceite de girasol y el zumo de naranja. Batimos todo bien.

Por último incorporamos los copos de avena y el chocolate troceado o las gotas de chocolate. 

¤¤¤¤¤¤

Precalentamos el horno a 180ºC.


En una bandeja de horno con papel sulfurizado vamos poniendo pequeños porciones de galletas con la ayuda de una cuchara.


Dejamos sitio entre unas y otras ya que crecerán algo durante el horneado.

Horneamos durante 13-15 minutos a 180ºC.


Deben dorarse un poco por los bordes pero no quedar duras. De esa manera conseguimos que queden muy tiernas por dentro.


Os puedo asegurar que la combinación de naranja y chocolate es increíble y los copos de avena le dan un crujiente buenísimo.


Podéis conservarlas en una lata durante varios días, se mantienen muy bien.

Eso sí tienen un problema no podréis comer sólo una. 

¿Os animáis a probar?

lunes, 26 de marzo de 2018

Garbanzos fritos especiados

Las garbanzos son legumbres que no pueden faltar en tu cocina ya que aportan muchos nutrientes además de ser uno de los ingredientes fundamentales de la cocina de Oriente Medio.

Pues bien, la receta de hoy nos traslada a uno de esos países donde las especias nos invaden todos nuestros sentidos.

Podemos cocer nosotros mismo los garbanzos o si tenemos prisa podemos usar garbanzos ya cocidos. En cualquier caso el resultado es asombroso.


INGREDIENTES (para 2 personas):

- 400 grs. de garbanzos cocidos
- 1/2 cebolla
- 1/2 pimiento rojo
- Bacon
- Perejil picado
- Mezcla de especias Ras el Hanout
- 1 limón

PREPARACIÓN:

Si no tenemos los garbanzos cocidos, debemos dejarlos en agua la noche anterior. A continuación los escurrimos y los ponemos en una olla a presión. Cuando suban los dos anillos los tenemos 15 minutos. Esperamos a que baje la presión, y ya los tenemos listo. 

Por su puesto, podemos usar un bote de garbanzos ya cocidos. Escurrimos el agua y reservamos.


En una sartén ponemos a pochar la cebolla y el pimiento rojo. Cuando cojan color le añadimos tiras de bacon.


A continuación los garbanzos y tres cucharadas de Ras el Hanout. Si no lo conocéis os recomiendo que lo probéis. Os sorprenderá.



Rehogamos todo bien durante 5 minutos. Espolvoreamos perejil picado y servimos.


Por último, ya en el plato le exprimimos medio limón y a disfrutar.


El toque cítrico le aporta frescor al plato y un punto diferente.


Veréis como os sorprenderá. Además podéis jugar con las especias que más os gusten.

¿Os animáis a probar?