lunes, 19 de febrero de 2018

Molletes de Antequera

No hay nada mejor que el olor de una cocina cuando hay pan casero en el horno y en esta ocasión vamos a preparar Molletes, un pan perfecto tanto para desayunar con mantequilla y mermelada como para una cena con tomate rallado, aceite de oliva y jamón serrano. 

A mi me gusta tener en el congelador y con sacarlo media hora antes de consumirlo en suficiente. Además si os gusta como a mi, lo tostamos un poco, en sartén o tostadora y entonces es insuperable.


INGREDIENTES (para aproximadamente 15 molletes):

Para la masa de arranque:

- 80 grs. de harina de fuerza
- 50 ml. de leche
- 10 grs. de levadura fresca

Para la masa:

- 600 grs. de harina de fuerza
- 350 ml. de agua
- 50 ml. de aceite de oliva
- 10 grs. de sal
- 1 cucharadita de azúcar


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Masa de arranque:

Ponemos en el vaso la leche y la levadura fresca. Programamos 2 minutos a 37ºC a velocidad 2.

Añadimos la harina durante 15 segundos a velocidad 6. 

Formamos una bola con la masa y la introducimos en un cuenco con agua tibia. Hay que esperar a que suba a la superficie, lo cual tardará entre 10 o 15 minutos.

Masa de mollete:

Escurrimos la masa de arranque y la introducimos en el vaso. Añadimos el resto de ingredientes, la harina, el agua, el aceite, la sal y el azúcar. Amasamos durante 3 minutos a velocidad espiga.


Hacemos una  bola y la ponemos en un cuenco tapado con un paño limpio hasta que doble su tamaño. Aproximadamente 1 hora.

PREPARACIÓN (Clásica):

Masa de arranque:

Calentamos la leche en el microondas y con la leche templada disolvemos la levadura fresca. Añadimos la harina y con las manos formamos una bola. 

La introducimos en un cuenco con agua tibia. Hay que esperar a que suba a la superficie, lo cual tardará entre 10 o 15 minutos.

Masa de mollete:

En un cuenco amplio ponemos la harina, el agua, el aceite, la sal, el azúcar y la masa de arranque que estará escurrida. Mezclamos bien durante unos minutos hasta conseguir una masa homogénea.


Hacemos una  bola y la ponemos en un cuenco tapado con un paño limpio hasta que doble su tamaño. Aproximadamente 1 hora.

¤¤¤¤¤¤

Ponemos harina sobre la mesa de trabajo y amasamos un poco con las manos y formamos una especie de rollito. Ahora con la ayuda de una rasqueta o un cuchillo vamos cortando porciones de aproximadamente 90 grs.


Las colocamos sobre una bandeja con papel de horno y aplastamos un poco con la mano. Repetimos esta operación con toda la masa. En dos bandejas nos entrarían todos los molletes.


Tapamos la bandeja con un paño limpio y esperamos a que doblen su tamaño. Aproximadamente 1 hora. 


Si nos gusta podemos espolvorear un poco de harina por encima a cada mollete antes de hornear.


Pasado ese tiempo, con el horno precalentado introducimos al horno durante 15 minutos a 190ºC. 


Sacamos a una rejilla y dejamos que enfríen por completo. 


Una vez fríos ya podemos atacarlos de la forma que prefiramos. Como véis se trata de un plan blanco, no hay que tostarlo demasiado para que no queden duros. 


Cuando vayáis a tomarlos podéis tostarlos para conseguir que estén crujientes, eso ya a vuestro gusto, al igual que el relleno que más os guste, dulce o salado. 

Y como os decía al principio, si veis que son muchos podéis congelarlos, y así tener siempre este tipo de pan tan apetitoso.

¿Os animáis a probar?

lunes, 12 de febrero de 2018

Empanada de pisto y atún

Llevaba tiempo queriendo publicar una masa de empanada pero quería que fuera fácil y rápida, sin levadura fresca, para poder prepararla casi en el momento.

Con esta receta nos sale una empanada para 4 o 6 personas como podéis ver en las fotos. Es una masa muy sencilla, no se pega, y se puede trabajar sin ningún problema. El resultado no puede ser mejor. Queda hojaldrada debido al uso de la manteca de cerdo. 


En cuanto al relleno, podéis utilizar el que más os guste. En esta ocasión tenía preparado pisto, por lo que lo aproveché y lo mezcle con atún y éste es el resultado.

INGREDIENTES (4-6 personas):

Para la masa:

- 300 grs. de harina de trigo
- 100 grs. de manteca de cerdo
- 100 ml. de agua (también se puede usar caldo)
- 1 sobre de levadura química
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de pimentón (opcinal)

Para el relleno:

- Pisto casero
- 2 latas de atún
- 1 huevo batido para pintar la masa


PREPARACIÓN DE LA MASA (en Thermomix):

Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 10 segundos a velocidad 6. Después amasamos durante 1 minuto a velocidad espiga.

PREPARACIÓN DE LA MASA (Clásica):

En un bol ponemos todos los ingredientes y con la ayuda de una cuchara de madera mezclamos bien. A continuación con las manos acabamos formando una bola.

¤¤¤¤¤¤

Es una masa que se trabaja muy bien, prácticamente no se pega a las manos, asi que no hay que tenerle miedo.

Antes de ponernos con ella, lo ideal es dejarla en el frigorífico durante 10 minutos tapada con papel film.

Pasados estos minutos dividimos la masa en dos.

Ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo y con ayuda de un rodillo le damos la forma que deseemos, ya sea redonda o rectangular.

Una vez que tenemos la base de nuestra empanada la ponemos sobre una bandeja de horno a la que previamente le pusimos papel de hornear.

Como os he comentado en esta ocasión la hice de pisto con atún. Podéis utilizar la receta de pisto con champiñones que publiqué hace tiempo, pero en esta ocasión sin añadir los champiñones. Es muy sencilla y sale muy rica.

Cubrimos con el pisto dejando los bordes libres y le añadimos el atún.

Ahora con la segunda bola de masa hacemos lo mismo, la estiramos bien con la ayuda del rodillo y cubrimos la primera.


Recortamos el sobrante de la masa, que podemos utilizarlo para decorar nuestra empanada. 

Sellamos los bordes, pincelamos con el huevo batido y con el tenedor hacemos unos agujeros para que no se hinche una vez que esté en el horno.


Introducimos la empanada al horno previamente precalenteado durante 30 minutos a 200ºC.


El resultado como podéis ver es increíble. 


Por su puesto podéis cambiar el relleno a vuestro gusto. 



Otra opción de relleno muy buena es de carne con salsa barbacoa. Aquí la tenéis pero con masa de hojaldre. Ya sabéis que una alternativa más rápida si no os queréis complicar o no tenéis tiempo.




Pero yo os aconsejo que al menos una vez os animéis a hacer vosotros mismos la masa, veréis como os gusta.

¿Os animáis a probar?

lunes, 5 de febrero de 2018

Flanines de huevo

Llevaba tiempo queriendo publicar esta receta que me dio mi madre de flanes de huevo, ya que con apenas cuatro ingredientes vamos a conseguir un resultado espectacular.

Se hacen en flaneras individuales, son las mismas que empleo para hacer magdalenas, y nos pueden salir bien 6 flanes grandes o como en este caso 10 flanes más pequeños.


INGREDIENTES (De 6 a 10 flanes):

-500 ml de leche
- 5 o 6 huevos (dependiendo del tañamo)
- 7 cucharadas de azúcar (100 grs. aproximadamente)
- Caramelo líquido

Para el caramelo líquido:

- 150 grs. de azúcar
- 2 cucharadas de agua


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Lo primero que tenemos que preparar es el caramelo. Por supuesto podemos usar caramelo comprado o hacerlo nosotros mismos. Es muy sencillo.

En un cazo o sartén ponemos el azúcar y cuando empieza a coger calor añadimos el agua. No lo tocamos y veremos que empiezan a formarse burbujas.


Lo vamos mezclando poco a poco hasta que vaya adquiriendo un color tostado. Cuando veamos que ha cambiado de color hay que estar muy pendiente de que no se queme.

Ahora pondremos en la base de las flaneras un poco de caramelo líquido. Es fácil pero debemos tener mucho cuidado de no tocar el caramelo ya que quema muchísimo.


Lo siguiente será mezclar los huevos con la leche y el azúcar. Podemos hacerlo con una varilla o con la thermomix, como os sea más cómodo.


Rellenamos las flaneras y las ponemos en una bandeja de horno.

Ponemos agua en la bandeja hasta la mitad de las flaneras y las horneamos durante 30-35 minutos a 200ºC.


Si vemos que se doran demasiado podemos poner un papel de aluminio por encima. 


Dejamos que se enfríe y llevamos al frigorífico.


Ya sólo debemos ayudarnos de una puntilla para que se desprenda el flan de la flanera y a disfrutar.


Receta sencilla, con muy pocos ingredientes y que por su puesto podemos mejorar con un poco de nata montada por encima o con alguna fruta alrededor, aunque así sólo está buenísimo.

¿Os animáis a probar?

lunes, 29 de enero de 2018

Crepes de jamón york y queso

Me encantan la masa de crepes, tanto para dulce como para salados, y la verdad es que no sé muy bien porqué no los hago más a menudo. 

En esta ocasión los voy a rellenar con jamón york y queso, que seguramente sean los más clásicos pero que sin duda con el queso fundido son irresistibles.


Con estas cantidades salen alrededor de 8 crepes y como vais a ver podéis presentarlos de diferentes maneras, eso lo dejo a vuestro elección.


INGREDIENTES:

- 2 huevos
- 120 grs. de harina
- 250 ml. de leche
- 1 pizca de sal
- 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional)


PREPARACIÓN:

Como bien sabéis se trata de mezclar todos los ingredientes, para ello podéis usar bien un vaso batidor o una varillas manuales. A mi me gusta usar la thermomix ya que dispone de forma de vaso y luego es muy fácil verter la masa en la sartén, aunque siempre podemos hacerlo con un cazo.

Así pues, ponemos los huevos, junto con la leche, el chorrito de aceite y la pizca de sal. Mezclamos bien. Tamizamos la harina y la añadimos. Mezclamos todo hasta conseguir una masa sin grumos. 


Ponemos una sartén al fuego. Debe coger una buena temperatura. A continuación ponemos un poco de mantequilla y la distribuimos por toda la superficie. 


Echamos una porción de masa en el centro de la sartén y giramos la sartén para que la masa se distribuya por toda ella. Cocinamos durante un minuto y le damos la vuelta con la ayuda de una lengua pastelera o una espátula fina. Doramos otro medio minuto más y sacamos a un plato.

Repetimos la operación con el resto de crepes hasta terminar con toda la masa. No nos debe importar si quedan muy blanquitos, ya que terminarán de dorarse más tarde.

Ahora llega el momento de rellenar los crepes. Para ello ponemos dos lonchas de queso y otras dos de jamón york. Podemos doblar por la mitad o hacer unos rollitos.


Después ponemos la sartén la fuego y sin nada de aceite doramos los crepes. De esta forma adquieren un tono tostado fantástico y además conseguimos que el queso se funda.


Cortamos los rollitos y servimos bien caliente mientras el queso esté fundido.


Las variantes de relleno son infinitas, tantas dulces como saladas, de modo que no tenéis excusa para poneros manos a la masa.

¿Os animáis a probar?

lunes, 22 de enero de 2018

Gofres fáciles y rápidos

Tenía muchas ganas de publicar esta receta de gofres, ya que es una versión rápida, sin ninguna dificultad, ya que sólo tenemos que mezclar los ingredientes y a la gofrera.

¿Quién puede resistirse a un gofre con chocolate?


INGREDIENTES (6 gofres):

- 130 grs. de harina
- 160 ml. de leche
- 40 ml. de aceite de oliva
- 1 huevo
- 1 cucharada y media de azúcar
- 1/4 de cucharada de bicarbonato
- 1/4 de cucharada de levadura química
- 1/4 de cucharada de sal
- Esencia de vainilla (en su defecto azúcar avainillado)


PREPARACIÓN:

Ponemos los ingredientes líquidos en un bol (yo usé la thermomix), la leche, el aceite, el huevo y la esencia de vainilla y mezclamos. Añadimos el resto de ingredientes, la harina, el azúcar, el bicarbonato, la levadura y la pizca de sal. Mezclamos bien hasta tener una mezcla homogénea.


Reservamos la mezcla durante 10 minutos.

Mientras vamos preparando la gofrera. Yo suelo untar las placas de la gofrera con mantequilla o aceite (sólo para el primer gofre, luego no hace falta) y la enchufo para que vaya cogiendo calor.


A los 5 minutos aproximadamente ya tiene la temperatura adecuado y sólo hay que rellenar los huecos. Es importante cubrir bien por todos los lados pero sin llegar hasta arriba para que no se desborde.


Cerramos la gofrera y esperamos a que estén hechos. Aproximadamente en 5 minutos tendremos los primeros gofres.


Volvemos a rellenar con la masa de forma sucesiva hasta terminarla por completo.


Podemos acompañar nuestros gofres con chocolate, nata o frutas.


También podemos añadir a la masa pepitas de chocolate que le darán un punto diferente.


Tal vez no sean los auténticos gofres belgas pero el resultado os sorprenderá, ya veréis como no podréis como sólo uno.

¿Os animáis a probar?